Puntúa de l'1 al 5 els següents aspectes de les noves seccions.
Pregunta 1 2 3 4 5
Disseny del nou entorn
Facilitat d’ús
Utilitat de les gestions que pots realitzar
Impressió general
© Sandro Asger Sierhuis

Exposición en los Paises Bajos de Gaudí y la Escuela de Ámsterdam

Introducción

Después de mi último artículo "Ámsterdam se encuentra con Gaudí: un cruce cultural" en que destaqué la conexión cultural entre la arquitectura de Gaudí y la escuela de Ámsterdam a principios del siglo IX, ya comenté que probablemente se haría una exposición sobre este tema en el Museo "Het Schip". Y aquí la tenemos. Comenzó el año pasado y se puede visitar hasta el 31 de marzo.

 

Historia del interés público en este movimiento. 

En el siglo pasado, el interés por la arquitectura de ambos movimientos fue variando a lo largo de los años: a veces mucho y a veces poco. La primera comparación entre Gaudí y la Escuela de Ámsterdam apareció en "The ilustrado London News" 1928 con el titular "Arquitectura modernista en Barcelona y Ámsterdam". En aquellos tiempos las reacciones fueron mayoritariamente positivas con admiración por la artesanía. Con el surgimiento de la Bauhaus y los movimientos funcionales a principios de la década desde 1930, esta admiración pasó a caer en desgracia. Los críticos se empezaron a quejarse diciendo que "se han desaprovechado los materiales preciosos, dinero y tiempo para llevar abominaciones horribles en el mundo". La obra de Gaudí fue calificada como "hyper barroca" y la Sagrada Familia "una cueva de estalactitas y una monstruosa ruina colosal". Hablaban de la escuela de Ámsterdam de "masas de ladrillos horribles". El interés desapareció por completo con la llegada del movimiento moderno como los Congresos de Arquitectura Moderna (CIAM) con miembros como Le Corbusier, Walter Gropius, Josep Sert y Cornelis van Eesti. No fue hasta principios de los 1960 que, gracias a los artículos escritos en el extranjero, se retomó el interés con entusiasmo renovado. a partir de este momento algunas universidades comenzaron a estudiar el trabajo de este movimiento. En la Universidad de Delft, por ejemplo, estudiaron la increíble solución de construcción dentro de la decoración del material de la obra de Gaudí. Empezaron a estudiar y reconstruir el modelo colgando de la Sagrada Familia que Gaudí utilizó, junto con varios arquitectos y consultas del señor Puig Boada, uno de los sucesores de la construcción de la basílica.

 


Mi historia con Gaudí y la Escuela de Ámsterdam.

Trabajando en este tema, me di cuenta de que en mi juventud en Ámsterdam el estilo de arquitectura del edificio "Het Schip" y "Eigen Haard" ya despertó mi interés. Como hijo de familia artística me gustó la expresión escultórica de esta arquitectura. En el mismo período de los años 70, mi padre, pintor, me llevó varias veces a Barcelona para mostrarme la Rambla, el museo Picasso, Dalí, el Parque Güell y la Sagrada Familia. Fue para mí una experiencia abrumadora y me empecé a interesar por Gaudí. Noté en su obra el equilibrio entre arte y arquitectura. Al final, probablemente es la razón principal por la que empecé a estudiar arquitectura en la universidad de Delft.

 

Mi visita a la exposición

Cuando visité la exposición en el museo recientemente restaurado, me di cuenta del interés que despertaba entre el público. En el piso superior vi la exposición temporal con el trabajo de Gaudí en una atmósfera de luz tenue. Algunas obras originales, muebles, fotos, retratos y materiales decorados exponen junto con algunos modelos. También es una reconstrucción simple del modelo de cuerda colgando sobre un espejo. El archivo del Colegio de Arquitectos de Cataluña también ha prestado material fotográfico de Gaudí. El piso de abajo tiene una muestra permanente del trabajo de los arquitectos de la Escuela de Ámsterdam. En la muestra hay dibujos y modelos originales de los arquitectos, carpintería, y algunas esculturas y azulejos decorados. También hay varios muebles y artículos del hogar que fueron diseñados junto con el proyecto. En el museo hay una galería de fotos de los arquitectos De Klerk, Kramer, Van Gendt y Van der Mey. En el patio interior hay una exhibición al aire libre de muebles públicos. Y también se puede hacer una visita guiada para visitar el interior de una de las casas originales.

 

Comparando a Gaudí con los arquitectos de la Escuela de Ámsterdam

Ver por primera vez en el mismo museo, el trabajo de Gaudí junto con el de la Escuela de Ámsterdam es muy especial y emocionante. Los arquitectos, que aportaron nuevas ideas y materiales, contaron con el excelente trabajo artesanal en la era de la revolución industrial. El nuevo material de acero se utilizó tanto en la construcción como en la decoración. Destacan las formas más expresivas de Gaudí, que vienen de la tradición catalana de la forja. Debido al clima en Ámsterdam, el acero siempre tuvo que proteger contra la oxidación y por ello el uso fue menos fácil. Las cerámicas están decoradas con motivos vegetales y animales. De Klerk utiliza mayoritariamente ladrillos en las fachadas, Gaudí además utiliza la piedra natural y estuco. Ámsterdam fue siempre una ciudad de barro, madera y ladrillo. La diferencia más obvia es que Gaudí relacionó sus formas con las leyes de la construcción. Las torres de la Sagrada Familia están hechas de piedra con arcos parabólicos. De Klerk utilizó una construcción de madera revestida con azulejos de cerámica para la torre de Het Schip. Esto estaba más cerca de la tradición de construcción holandesa de las torres de las iglesias y la necesidad de una construcción ligera en la fundación de la madera. De Klerk también contaba con presupuestos más bajos para viviendas sociales, ya que Gaudí tenía en su mayoría proyectos para viviendas privadas, iglesias, la catedral y clientes más ricos como Eusebi Güell.

 

Conclusión

El museo da la oportunidad de ver el trabajo de estos brillantes arquitectos bajo el mismo techo y es una experiencia realmente agradable. Se pueden comparar las obras y diseños que se realizaron hace casi un siglo. La muestra nos permite descubrir las complejas formas orgánicas que utilizaron inspirados en la naturaleza, como conchas, vidrios y esqueletos de aves. Recientemente hay un renovado interés en la arquitectura y el diseño de formas orgánicas que se realizan más fácilmente gracias a los programas de los ordenadores.

A modo de conclusión, creo que ambos trabajaron con la misma fantasía y vocabulario. Michiel de Klerk fue un maestro en vivienda social decorado y Gaudí un maestro en construcción y simbolismo. Ambos tenían como objetivo combinar las artes y la arquitectura y acercarlas a la gente.

La exposición "Gaudí y la Escuela de Ámsterdam" se puede visitar en el museo Het Schip hasta el 31 de marzo de 2019.

Museo Het Schip, Oostzaanstraat 45, 1013WG Ámsterdam www.hetschip.nl

Sandro Asger Sierhuis, arquitecto. Corresponsal de COAC en Ámsterdam, Holanda

Printer-friendly versionPDF version
Tornar