El desarrollo hotelero en Marruecos, una oportunidad para los arquitectos

© J.Francisoc Arribas

Con un crecimiento de visitantes promedio alrededor del 10% anual desde 2017, el turismo es un sector clave para Marruecos y el crecimiento de su economía.

Las marcas internacionales, hasta hace poco con una presencia casi testimonial en el país, han desplegado sus tentáculos de norte a sur, profesionalizando el sector e incorporando las nuevas tendencias del diseño hotelero en sus proyectos.

Ejemplos hay muchos, y entre ellos encontramos el gran proyecto en marcha alrededor de la laguna de la ciudad de Nador, a la orilla del Mediterráneo, que pretende revalorizar la riqueza natural de la zona, y que incluye un nuevo puerto deportivo y varios hoteles; y la aparición de nuevos complejos turísticos en la costa Atlántica, en la zona de Taghazout, pequeño poblado pesquero cercano a Agadir y destino deseado por los amantes del surf de todo el mundo.

Pero el potencial para el desarrollo de Marruecos es enorme, y no es protagonizado únicamente por el sol y la playa. También podemos encontrar nuevos proyectos hoteleros en la zona balnearia de Moulay Yacoub, cerca de la histórica ciudad de Fez, y no creo que tardemos mucho en oír hablar de nuevos proyectos en el cercado de la nieve y de las dos estaciones de esquí ya existentes en el país.

Y todavía nos queda el desierto, uno de los destinos obligados cuando visitamos Marruecos, y donde un grupo hotelero catalán ha sabido adelantarse a todo el mundo y protagonizar un crecimiento exponencial en los últimos años, siendo envidiados incluso para las grandes marcas internacionales: Se trata del grupo Xaluca, que como ellos mismos explican en su página web, nació del sueño compartido de un guía beduino y un aventurero catalán que un día cruzaron sus caminos. Actualmente tienen abiertos 6 establecimientos, con la idea de abrir dos más próximamente, convirtiéndose así muy probablemente en el grupo hotelero más importante del sur de Marruecos.

Obviamente, este crecimiento del sector hotelero supone y supondrá los próximos años una oportunidad para los arquitectos, diseñadores e interioristas en el país, y muy probablemente en breve al resto del continente africano.

Buen ejemplo de este interés cada vez más importante para el sector hotelero ha sido la 5ª edición del "Real Estate Developpement Summit North Africa", celebrada el pasado mes de abril en Casablanca, y donde tuve el placer de ser invitado para participar en una de las mesas redondas programadas y que tenía como título "la influencia del diseño en la definición del ADN de los hoteles de las marcas internacionales e independientes"

El objetivo del encuentro era compartir con colegas de otros rincones del mundo nuestra experiencia y visión del diseño de hoteles, tanto en proyectos de renovación como de nueva planta.

La presencia de dos compañeros de reconocido prestigio: Hussam Chakouf, arquitecto asociado del estudio de Zaha Hadid en Londres, y del David Hodkinson, director de Noor Studio en Vietnam, hace evidente el interés que hay por Marruecos y por el continente africano en este momento entre los diseñadores de todo el mundo.

Durante la charla tuvimos la oportunidad de hablar de los libros de diseño y de estilo de las diferentes marcas hoteleras, de la importancia de la identidad por las submarcas, o de la falta de flexibilidad que en ocasiones encontramos cuando tenemos equipos externos que nos marcan los límites a respetar. Pero también de temas más atractivos para la mayoría de los asistentes, como la necesidad de integrar el estilo local al proyecto, el buen uso del diseño como medio para reducir el consumo energético de los hoteles o la importancia de la creatividad para mejorar el aprovechamiento de las zonas comunes o de los espacios menos utilizados, y que permite aumentar la rentabilidad del establecimiento turístico.

Finalmente, y como es ya tendencia actualmente en casi todos los ámbitos de consumo, tuvimos ocasión de hablar de la llegada del público millenial al consumo hotelero, y cómo ha influido en el rápido desarrollo del concepto smart hotel, o hotel ultra conectado, y de la importancia del diseño para provocar "experiencias" en estos clientes, que rápidamente transmitirán en las redes sociales, aumentando así la notoriedad de nuestro hotel.

Juan Francisco Arribas, arquitecto. Corresponsal del COAC en Casablanca, Marruecos

Printer-friendly versionPDF version

Tornar