Puntúa de l'1 al 5 els següents aspectes de les noves seccions.
Pregunta 1 2 3 4 5
Disseny del nou entorn
Facilitat d’ús
Utilitat de les gestions que pots realitzar
Impressió general
Imatge: 
© Landlag

La escalera del cráter Saxhóll gana el Premio Internacional de Paisaje Rosa Barba

La intervención llevada a cabo en el volcán Saxhóll (Islandia) para revertir los efectos de los visitantes que diariamente suben al cráter, obra del estudio Landlag ehf y el arquitecto Þráinn Hauksson, ha sido galardonado con el 10º Premio Internacional de Paisaje Rosa Barba. El jurado también ha reconocido con una mención el proyecto del Parque lineal para el ferrocarril de Cuernavaca. El premio se ha entregado el 28 de septiembre en un acto celebrado en el Petit Palau del Palau de la Música

Reducir el desgaste causado por los visitantes
El volcán Saxhóll, de 45 metros de altura, se levanta en los campos de lava cubierta de musgo en el Parque Nacional Snæfellsjökull en la península de Snæfellsnes, al oeste de Islandia. La colina es un objetivo popular con vistas excelentes de lava sin fin, el océano Atlántico en la lejanía y el pintoresco glaciar de Snæfellsjökull. La subida a la cima tiene su recompensa también con la oportunidad de ver su cráter. A modo de anécdota, el cráter se conoce como el lugar en el que Jules Verne imaginó la entrada al centro de la tierra.

El paseo hasta la cima de Saxhóll sigue un camino formado a lo largo del tiempo por los visitantes que acceden a él. El aumento de visitantes de los últimos años comenzó a notarse: las laderas y los materiales de las montañas empezaban a deformarse y el camino hacia arriba ya se dividía en caminos paralelos y deformados. Por este motivo, en 2014 se decidió intervenir para evitar un mayor daño al paisaje.

La escalera al cielo y al infierno
El equipo formado por Landlag ehf y el arquitecto Þráinn Hauksson diseñaron una escala de acero negro que sigue el antiguo camino. La escalera se dibuja en dos curvas que confluyen a medio camino en un pequeño lugar con un banco donde los visitantes pueden descansar en su ascenso por los 396 peldaños. La longitud total del camino es de 160 metros y la anchura de 1,5 metros, suficiente para que dos personas se encuentren o caminen una al lado de la otra.

El proyecto finalizó en 2016, y rápidamente el acero negro se fue oxidando para mezclarse con los tonos rojos del cráter volcánico y la vegetación ártica/alpina. El resultado es la buena acogida que ha tenido por parte de los visitantes, que a menudo nombran el camini en las redes como "la escala naranja" o "la escalera al cielo". El equipo de arquitectos, basándose en la denominación metafórica que tienen los cráteres como puerta de entrada a las llamas ardientes del infierno, decidió nombrar el proyecto "La escalera al cielo y el infierno".

Este proyecto ya fue seleccionado para tres premios en 2017: el Premio Nordic Architecture Fair en Gothenfurt, los Premios Island Design Awards y los Premios Culturales DV Reikiavik en Islandia.

Premio Internacional de Paisaje Rosa Barba
En el marco de la Bienal Internacional de Paisaje, organizada por el Colegio de Arquitectos de Cataluña y la Universidad Politécnica de Cataluña, se concede el prestigioso Premio Internacional Rosa Barba, que distingue los mejores proyectos de paisaje realizados todo el mundo. El Premio, con una dotación económica de 15.000 euros, cuenta con el apoyo de la Fundación Banc de Sabadell. En esta décima edición se han recibido 232 proyectos.

El Jurado de esta edición lo han integrado Gary R. Hilderbrand, profesor de Arquitectura del Paisaje en Harvard; Walter Hood, profesor y antiguo director de Arquitectura del Paisaje en la Universidad de California; Kathryn Moore, presidenta de la International Federation of Landscape Archiects (IFLA) y catedrática de paisaje en la Universidad de Birmingham City University, UK; Teresa Moller, arquitecta paisajista, y Michael Jakob, professor en HEPIA y HEAD en Ginebra.

Más información en la página web de la Bienal Internacional del Paisaje

28/09/2018
Tornar