Puntúa de l'1 al 5 els següents aspectes de les noves seccions.
Pregunta 1 2 3 4 5
Disseny del nou entorn
Facilitat d’ús
Utilitat de les gestions que pots realitzar
Impressió general

Propers Actes

Angophora House, de Richard Leplastrier

Jaspau Architecture, comparativa de arquitectura "Spain-Australia" a través de Japón

Extracto

¿Hay alguna relación entre la arquitectura catalana y arquitectura australiana? Un rápido vistazo revelaría fácilmente las influencias de la Arquitectura Moderna en arquitectos como Harry Seidler en una parte del mundo y el grupo GATPAC aunque esta sería una respuesta razonable, la arquitectura Moderna pertenece a una etapa del siglo XX y, por lo tanto, no daría respuesta al resto de la historia. Un análisis en más profundidad sobre las similitudes entre la arquitectura Australiana y la Catalana revela una anterior atracción compartida por la cultura y las artes Japonesas - a Europa, un fenómeno llamado Japonismo - que pertenece al período del siglo XIX.

Este artículo, JASPAU Architecture, de las siglas Japan-Spain-Australia, utilizará este tercer actor como piedra filosofal para entender y desentrañar las relaciones entre ambas arquitecturas desde el Art Nouveau, hasta la arquitectura Contemporánea en una historia que no tiene ningún actor principal reconocido, pero si muchos gestos arquitectónicos sutiles.

 

Contexto Histórico -  Japón desde dentro

El Período Edo fue una época de paz administrada por un gobierno militar conservador. Gracias a la expansión comercial de Japón, una nueva clase social de nuevos ricos formada por comerciantes y artesanos, conocidos como “chonin”, se encontraron con la paradoja de ser económicamente poderosos, pero socialmente confinados. Por estos motivos se focalizaron en el consumo y persecución del placer en estos distritos aislados.

Esta cultura hedonista transformó el significado del termo budista “ukiyo” de una vida transitoria de la naturaleza, en una vida que flota, una “joie de vivre”. Este tipo de vida se plasmó a través de la producción artesanal de bloques de madera con imágenes que mostraban partes de esta vida seductora. Estas maderas fueron un punto de inflexión en el arte japonés centrado en la reproducción de la naturaleza. Estas tablas conocidas como ukiyo-e, donde el nuevo arte se centraba en actores famosos con cortesanos y cortesanas se hicieron muy populares en la época especialmente con la introducción de nueva tecnología para el color el 1765. El último cuarto del siglo XVIII fue la era dorada de la imprenta hasta que la popularidad de estas reproducciones empezó a disminuir.

Durante el principio del sXIX, Utagawa Hirosgige (1797–1858) y Katsushika Hokusai (1760–1849) llevaron el arte del ukiyo-e de vuelta hacia la representación del paisaje natural, a menudo con temas relacionados con las cuatro estaciones, consideradas piezas maestras internacionales.

Después de que los puertos japoneses reabrieran el comercio con occidente el 1853, una ola de importaciones inundó los puertos europeos. A la cresta de esta ola la escuela de los ukiyo-e transformó el arte del Impresionismo y el Post-Impresionismo demostrando que les cosas simples i transitorias y los objetos del día a día de este “mundo flotante” podrían convertirse en formas apreciadas de decoración.

LUkiyo-e fue central en la percepción occidental del arte japonés a finales de s.XIX. Desde 1870’s, el Japonismo se convirtió en una moda que tuvo influencias tanto en los primeros Impresionistas como Degas, Manet y Monet, como en Post-Impresionistas como van Gogh y artistas del Arte Nouveau como Toulouse- Lautrec.

El are japonés atrajo la atención en la exposición Internacional de 1867 en París, y se convirtió en una tendencia en Francia e Inglaterra de 1870s y los 1880’s. En esta época, la imprenta en piezas de madera era el más común medio en masa y los japoneses consideraban l’Ukiyo-e unas piezas de arte de un valor poco duradero.

  

Influencias en Cataluña, Modernismo

Se pueden observar influencies reproducción y búsqueda de determinado estilo orientalista como es el caso de la casa de los Paraguas de Barcelona. Completamente remodelada por el arquitecto Josep Vilaseca y Casanovas (Barcelona, 1848 – 1910) los años anteriores a la Exposición Universal de 1888, entre 1883 y 1885 contiene una decoración orientalista que fue dictada por el mismo propietario ateniéndose no sólo a las nuevas corrientes orientalistas, sino al hecho que muchos de los objetos y accesorios que se vendían en la tienda eran importados de Japón.

Pero por otro lado las artes japonesas y su foco en la naturaleza afectaron también a una parte del modernismo catalán.

Encontramos algún ejemplo en las representaciones ornamentales de los vitrales que Buxeres y Codorniu hizo para la “Casa Lleó i Morera”, diseñada por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner (Barcelona, 21 de diciembre de 1850– 27 de diciembre de 1923). Estos vitrales que representen un paisaje con animales, recuerda los diseños japoneses de Kacho-ga. En estas representaciones, la naturaleza se muestra simplificada y libre en una composición de crecimiento infinito, mostrando un nuevo concepto de la percepción del espacio.

Este tipo de representación se puede encontrar en muchos cristales gravados hechos a partir de los 1870’s.  Este tipo de naturaleza gravada en vidrio se puede encontrar en muchas entradas de los edificios antiguos del Eixample de Barcelona. Son muestras de como la composición puede crecer sin límites más allá de las dimensiones de cada pieza de vidrie. Estos jardines artificiales muestran cañas de bambú, flores, insectos y todo tipo de plantas inspiradas en el repertorio japonés.

En la entrada de la “Casa Lleó i Morera” también podemos observar los motivos florales del quebradizo, así como motivos de estilo similar al japonés en les representaciones del techo.

Es necesario remarcar que las condiciones culturales durante este período podrían haber potenciado la influencia de las artes japonesas en el territorio catalán. En el período de más influencia, Catalunya se encontraba en un momento de reformulación del ideario común. El artículo de Domènech i Montaner “En busca de una arquitectura nacional” publicado el 1878 en La Renaixença, explica las formas en las cuales los arquitectos buscaban nuevas maneras de expresar el carácter catalán de la época.

 

Japonismo en Australia

Tokonama, también llamado simplemente toko, se trata de un espacio de descanso a menudo localizado en una especie de espacio de entrada en las casas tradicionales japonesas. Los objetos que se exhiben en un tokonama son piezas de arte, flores y/o piezas de caligrafía. Este espacio es un elemento esencial para el interior de la arquitectura japonesa ya que organiza el ritual de cómo se mueve la gente en el interior del espacio. Por ejemplo, los invitados no pueden situarse mirando el Tokonama.

Ciertos historiadores consideran que el arquitecto Frank Lloyd Wright, fuertemente influenciado por la arquitectura japonesa, utilizaba la chimenea con un significado parecido al del Tokonama en la arquitectura japonesa.  No olvidemos que, las obras japonesas también llegaron a los Estados Unidos, donde, por ejemplo, se presentaron a la Colombian exhibition de 1893 que tuvo lugar en Chicago.

Las obras de algunos arquitectos australianos como Peter Muller, en Neville Gruzman e Ian Mckay (ver Audette House 1953) se muestran muy influenciadas por las idees de Frank Lloyd Wright sobre la expresión de los materiales y de la construcción, como de la fluidez del espacio y la flexibilidad.

Por otro lado, la atracción que generaba la cultura japonesa tuvo uno de los mayores picos cuando Bruno Taut viajó y trabajó en Japón el 1933. Entre los lugares que visitó, quedó muy conmocionado por la estética minimalista al estudiar la Katsura Imperial Vila. Estas ideas influenciaron más tarde las obras de Le Corbusier y Walter Gropius, dos figuras clave de la Arquitectura Moderna.

La Neutral Bay Sydney Ancher House de 1957 del arquitecto Sydney Edward Cambrian Ancher (25 February 1904 – 8 December 1979) es un claro ejemplo de como esta estética y composición del espacio de la Katsura Vila tuvo una gran influencia en la arquitectura australiana posterior.

Otro arquitecto australiano fuertemente influenciado por Japón és Richard Leplastrier. Habiendo trabajado para el profesor Masuda Tomoya en Japón y para Jørn Utzon (1964 - 66) sus diseños buscan potenciar la relación con el lugar a la vez que busca un sentido de realidad del momento presente.

La Angophora House es un ejemplo de esta simplicidad compositiva, continuidad del espacio, apertura en el exterior y simplicidad en el uso de materiales.

 

Japonizo en España

De la misma manera, después del Modernismo Catalán y muy influenciados por la arquitectura moderna, en España ha habido arquitectos muy marcados por el japonismo. Posiblemente el ejemplo más conocido es el de Miguel Fisac (Ciudad Real 1913 - Madrid 2006). Su edificio de la Pagoda, pese la diferencia de escala y contexto, recuerda en su claridad interpretativa de la arquitectura japonesa, la obra del arquitecto australiano Angelo Candalepas en el proyecto de la Messy House. Salvando las enormes diferencias de estilo entre ambos arquitectos, las dos obras son una interpretación del imaginario de arquitectura japonesa en periodos no tan alejados en el tiempo.

No deja de ser sorprendente ver hasta qué punto ha habido gente en los dos países, que pese la distancia, han estado buscando cosas similares y reproduciendo un imaginario japonés, a veces de manera directa, otras de manera más abstracta, pero con resultados tan diferentes y a la vez tan parecidos. Quizás merecería la pena escribir sobre este tema por su complejidad.  

Podeu consultar la bibliografia de l'article aquí 

Victor O.Alcami y Cristina Aranzubia, arquitectos. Corresponsales del COAC en Sidney, Australia

 

 

 

 

 

Printer-friendly versionPDF version
Tornar