Puntúa de l'1 al 5 els següents aspectes de les noves seccions.
Pregunta 1 2 3 4 5
Disseny del nou entorn
Facilitat d’ús
Utilitat de les gestions que pots realitzar
Impressió general

Propers Actes

Entrada del Arsenale, Biennale di Venezia 2016. © Alberto Collet

El valor de la intervención arquitectónica se muestra en Venecia

La presente edición de la Bienal de Venecia intenta investigar nuevos puntos de vista, tal como ya evidencia la imagen del manifiesto: una representación de la arqueóloga alemana Maria Reiche subida a una escalera pera estudiar las Líneas de Nazca. A nivel del suelo la gravilla se distribuía de forma aleatoria, pero desde la cima de la escalera se configuraba un pájaro, un jaguar, un árbol o una flor. 

En este sentido, “Reportando desde el frente”, el tema de la Bienal, propone compartir con un público amplio el trabajo de personas que escudriñan el horizonte a la búsqueda de nuevos campos de acción, enfrentando problemáticas como segregación, desigualdades, periferias, falta de infraestructura sanitaria, desastres naturales, escasez de vivienda, migración, informalidad, crimen, tráfico, basura, polución y participación de comunidades. Presenta, a la vez, ejemplos en los que dimensiones diferentes se hallan sintetizadas, integrando lo pragmático con lo existencial, relevancia y audacia, creatividad y sentido común.

Según el Presidente de la Bienal, Paolo Baratta, esta edición investiga de forma explícita dónde es posible encontrar tendencias que enfilen hacia otras direcciones, sobre todo hacia una renovación y hacia una búsqueda de mensajes alentadores.   

La problemática arquitectónica tras la crisis del boom

La Bienal de Venecia 2016 se ha diseñado con una secuencia que se despliega desde el Pabellón Central (Giardini) hasta el Arsenale, incluyendo 88 participantes —50 lo hacen por primera vez y 33 son arquitectos menores de 40 años — de 37 países diferentes.

Este año se reúnen 62 participaciones nacionales entre los pabellones de los Giardini, el Arsenale y el centro histórico de Venecia, con cinco países que se presentan por primera vez: Filipinas, Kazajstán, Nigeria, Seychelles y Yemen.

En este contexto, la extraordinaria capacidad de los comisarios del pabellón español Iñaqui Carnicero y Carlos Quintáns, ha sido galardonada con el León de Oro por la exposición Unfinished (Inacabado), que muestra con extrema delicadeza la problemática arquitectónica surgida en el territorio español tras la crisis del boom inmobiliario. El premio llega después de 16 años del ultimo León de Oro —recibido en el 2000 cuando estaba el arquitecto Alberto Campo Baeza como comisario—, pero en un contexto arquitectónico completamente cambiado y con señales positivos para el futuro.

Destaca que de los 55 proyectos presentados el 40% provienen de estudios catalanes, un dato que demuestra, una vez más, la importante contribución de los colegiados del COAC a este tipo de eventos.

Aftermath_ Catalonia in Venice

Hay que hacer una mención especial al proyecto presentado por el Institut Ramon Llull, un proceso seleccionado por un jurado independiente presidido por la arquitecta Carme Pinós a partir de un concurso público. Se trata de un interesante trabajo hecho por los arquitectos Jaume Prat, Jelena Prokopljević y el director de cine Isaki Lacuesta en el evento collateral Aftermath_ Catalonia in Venice. Architecture beyond architects. El proyecto consiste en revelar, a través de instalaciones audiovisuales, siete intervenciones arquitectónicas públicas seleccionadas como ejemplos virtuosos de una arquitectura que mejora la relación del usuario con el entorno urbano, social y natural. 

Los tres comisarios afirman que el mensaje de esta exposición es investigar el valor de la intervención arquitectónica desde la perspectiva de su uso, cuando los arquitectos que la crearon ya no están presentes. Es interesante notar que las diversas intervenciones (todas públicas) que incluyen un aparcamiento, un hospital, un teatro y un espacio natural, muestran a los visitantes cómo el espacio arquitectónico de alguna forma puede dar la posibilidad a que los usuarios disfruten de los espacios públicos siguiendo sus propias actividades diarias.

Es interesante evidenciar cómo se propone a los visitantes que puedan evaluar la calidad de la intervención arquitectónica desde un punto de vista social y humano. Los vídeos realizados a lo largo de varios meses contienen escenas e imágenes de personas que interaccionaron con los siete proyectos. El objetivo es entrar en el alma del edificio desde la perspectiva del usuario, ya que los arquitectos que la proyectaron ya no están presentes.

Este tipo de trabajo nos ayuda a replantearnos qué consideramos arquitectura hoy en día. Son espacios que nos obligan a revisar ciertas perspectivas que conciben la arquitectura como una solución unívoca o una imposición al usuario». La exposición pretende implicar a los visitantes del espacio a un enfoque sensorial donde todo el tiempo pueda ser parte activa del evento.

Todos los proyectos de arquitectura mostrados en la exposición corresponden a un período de transición económica muy complejo y esto sugiere nuevas necesidades hacia una arquitectura muy sensible con los habitantes y con el medio ambiente.

Alberto Collet, arquitecto. Corresponsal del COAC en Venecia, Italia

Versió per a imprimirPDF version
Tornar