Transformación de las cubiertas del Maashaven silo, Rotterdam. Premio europeo LIFE @ UrbanRoofs

© Marta Companys

De Maassilotop es el nombre del proyecto ganador del concurso para la transformación de las cubiertas del Maashaven silo, edificio emblemático situado en el histórico muelle Maashaven del puerto de Rotterdam. La propuesta se basa en la creación de un espacio multifuncional que permite al edificio abrirse a un público más amplio y social. El proyecto presentado por el arquitecto mallorquín Joan Alomar (JA arquitectura) en el concurso de ideas organizado por el ayuntamiento en 2017, fue galardonado con el premio europeo Life @ urbanRoofs que destaca la sostenibilidad de toda la propuesta. El Maashaven silo se construyó en 1910 en el Maashaven, puerto de Rotterdam. Un impresionante edificio de hormigón que contenía uno de los silos de cereales más grandes de Europa. El primer edificio diseñado por el arquitecto Stok fue ampliado posteriormente por los arquitectos de renombre Brinkman & de Vlugt (1930) y Postma (1955). Este edificio industrial fue diseñado como una gran máquina; donde el grano llegaba transportado en barco, tren o camión, entraba por los sistemas de elevación, se desplazaba por cintas y llegaba al silo correspondiente. En 2003 el edificio quedó obsoleto, las nuevas formas de producción exigían nuevas necesidades y se desplazó la actividad de la empresa propietaria al Botlek y el edificio del Graansilo Maashaven se vendió en el ayuntamiento. El ayuntamiento adquirió la propiedad interesado en el solar, por su destacada localización. La primera idea del ayuntamiento era derribar el conjunto para hacer edificios de viviendas, pero el proyecto se desestimó ya que el coste de derribo del edificio era inalcanzable (19 millones euros). El edificio se puso en el mercado de alquiler y los empresarios del club Now & Wow lo alquilaron para cambiar su uso remarcando su valor histórico-cultural. Iniciaron la actividad como pódium cultural en 2004 en la planta baja y progresivamente se han ido abriendo otras partes del edificio para la celebración de eventos, coworking, discoteca, etc.

Desde el punto de vista urbanístico, el silo de cereales se encuentra en una ubicación muy interesante de la ciudad. Se encuentra sobre eje de Hofplein-Zuidplein, esta es la columna vertebral de la ciudad donde se encuentran muchas de las actividades más importantes. A través de este eje peatones, bicicletas y vehículos conectan con el centro de la ciudad al norte y Zuidplein el sur; además de ser el portal de conexión con las autopistas A15 y A29.

La buena conectividad del edificio hace de esta ubicación un lugar atractivo para cualquier negocio. El barrio de Rotterdam Zuid ha dejado de ser un barrio marginal para convertirse en un barrio vibrante en donde se han incorporado otros programas culturales y de ocio (Nieuwe Luxor Theatre, Ahoy, Fenix ​​Food Factory, etc.) que ayudan generar actividad y mejorar Rotterdam Zuid. Estas actividades atraen nuevos públicos en los barrios de Zuid y favorecen la generación de nuevas actividades y negocios en la ciudad. Además, se está trabajando en el proyecto para el desarrollo urbanístico de la ciudad del Feyenoord, que significará un gran salto en la actividad y programación pública en el barrio.

En estos momentos el edificio juega un papel crucial en la definición del urbanismo del barrio del sur de la ciudad de Rotterdam. Juntamente con el edificio está en marcha una gran operación paisajística: el Getijdenpark (https://www.youtube.com/watch?v=ulqPfgYAwOI), que convierte las inmediaciones del edificio en un parque natural, lúdico y sostenible que dará mayor accesibilidad al edificio.

El Getijdenpark es un parque que se proyecta partiendo de la base de la subida y bajada de la marea. El parque inundable ofrece una diversidad ecológica y paisajística. Este parque se ha de proyectar, también, teniendo en cuenta las necesidades de amarre de las embarcaciones industriales que circulan por los canales del país y que forman parte de la estampa histórica de Rotterdam.

Alrededor del edificio actualmente hay muchas infraestructuras de movilidad que suponen fuertes barreras urbanas peatonales y una desconexión entre barriadas. Hay varios proyectos en desarrollo para mejorar esta situación. En un proceso llamado CityLab intenta conectar los diferentes agentes implicados en el proyecto y sus diversos intereses. Los habitantes de los barrios, los inversores, los propietarios de los barcos, artistas, las asociaciones, el ayuntamiento, etc.

El arquitecto mallorquín ha hecho un estudio de viabilidad para la construcción del proyecto de transformación de las cubiertas y su influencia sobre el resto del edificio y el barrio. En su diseño se recuperan las geometrías de hormigón ocultas de los silos, se utilizan como recurso formal para transformar la cubierta y las plantas superiores del edificio.

La cubierta del edificio Stok se transforma en una terraza multifuncional para eventos diversos y cabida para hasta 1.000 personas (conciertos, teatro, presentaciones de productos, eventos corporativos, bodas, seminarios, etc.), todo ello disfrutando de las vistas sobre la ciudad de Rotterdam. La terraza de eventos es continuada por el Skygarden, un jardín de 950 m² elevado 35 metros sobre el nivel de la calle, donde los usuarios pueden disfrutar de la diversidad de plantas que cambian estacionalmente. Esta terraza de eventos se completa con una grada polivalente que a modo de gran escalinata conecta la planta 7 del edificio Stok (The Creative Factory) con la planta 10 del edificio Brinkman & de Vlugt (club Now & Wow). Estas partes del edificio antes inconexas ahora quedarán perfectamente conectadas, generando así un amplio abanico de posibles actividades.

El proyecto se completa con la Energy farm, 3.300 m² de cubierta verde que generan un aislamiento natural para el edificio y sirve como una alfombra fría para la gran instalación de paneles solares. Esta cubierta genera suficiente electricidad como para satisfacer la demanda de electricidad del edificio en caso de actividad normal y, además, se reactiva el silo inactivo desde la década de 1980. Se reabre el espacio vacante de los silos para instalar las baterías que acumulan la energía generada por los paneles solares. También se utilizan los silos para acumular agua de las tormentas, de esta manera se colabora para evitar la saturación del sistema de alcantarillado de la ciudad de Rotterdam con las abundantes lluvias del clima holandés.

El jurado del concurso destacó del proyecto el sistema de cogeneración de energía que incorpora en el edificio histórico de manera natural. Se combina aislamiento térmico natural, producción fotovoltaica y energía hidráulica poniendo en valor partes sin uso del edificio.

 

Con esta transformación de las cubiertas se prepara el edificio para la transición energética necesaria para combatir el cambio climático y se dota al barrio de una amplia variedad de nuevos programas. Este tipo de operación urbanística, donde se pone en valor de forma sostenible un edificio histórico y se le da unos nuevos usos culturales y sociales para mejorar el barrio y la ciudad, sirve de contraposición al efecto Guggenheim que muchas ciudades en todo de Europa practicaron durante la pasada burbuja inmobiliaria y con los años se ha demostrado caro y poco efectivo.

  

Marta Companys, arquitecta. Corresponsal del COAC en Gouda, Holanda.

Con la colaboración de: Joan Alomar 

Versió per a imprimirPDF version

Tornar